miércoles, 21 de diciembre de 2011

En un nuevo aniversario de su fallecimiento, recordamos a Isabelino Gradín

En un nuevo aniversario de su fallecimiento, recordamos a Isabelino Gradín, atleta excepcional y notable jugador aurinegro y de la Selección Uruguaya.
Con el carbonero fue campeón uruguayo en 1918 y 1921 y con la celeste ganó la primera Copa América de la historia siendo goleador del torneo.
En atletismo salio campeón sudamericano de: 400m en 1918 ,1920 y1922.
200m en 1919 y 1920. 4x400m en 1920 y1922


|Isabelino Gradín, Oro Compartido|

En los últimos años del siglo XIX el barrio Palermo, al sur de la apacible ciudad de Montevideo, era un lugar de conventillos raídos, de bailanta y carnaval; allí iban a parar muchos inmigrantes que arribaban a nuestra capital, en busca de un destino mejor. Eso al menos dicen los libros, y también los inconfundibles cuadros de Pedro Figari, a través de sus pinceladas difusas pero reveladoras de aquella época de negros y lubolos.

Allí, un 8 de julio de 1897, nació Isabelino Gradín, nieto de esclavos llegados de África precisamente. Seguramente ocupe algún lugar entre los cinco o diez futbolistas más rápidos en la historia del fútbol uruguayo. Es que, al igual que muchos chiquilines de su época, cuando no abundaban los pasatiempos, se pasaba el día entre el potrero y la plaza. En uno de ellos jugaba al fútbol y en el otro el atletismo; es así que pudo combinar la velocidad que adquiría en el deporte madre para sacar ventaja a los defensores a la hora de jugar a la pelota. Fue, asimismo, el primer jugador conocido de color, antes de la irrupción de José Leandro Andrade.

En 1915 llegaría a Peñarol siendo muy joven, en el cual permanecería hasta 1921, con 212 presencias y 101 partidos. Su posición, se adivina, delantero. En forma casi paralela comenzó a practicar atletismo (velocidad) en la Plaza de Deportes Nº 1, defendiendo los colores del Olimpia. Es así que comenzaba una carrera llena de éxitos en las canchas y en las pistas: 1916 campeón sudamericano con Uruguay en Buenos Aires (goleador con 3 goles), 1917 repite en Montevideo (sin jugar), 1919 subcampeón en Río (fue vitoreado por los propios brasileños, asombrados por la presencia de un moreno en cancha) luego del partido más largo de la historia: Brasil 1 – Uruguay 0 (150 minutos = 90+15+15+15+15). Luego de Peñarol defendería a Olimpia, antecesor del River de hoy.

Mientras tanto, Gradín también corría en polvorosas pistas de carbonilla (primera explicación para comparar los tiempos). En el Sudamericano de 1919 fue oro en 200 y 400 metros en Montevideo (participaron Uruguay y Chile), en 1920 repitió en esas pruebas y también en 4 x 400 (en esa posta participó Andrés Mazzali, que además de ser oro en ese mismo torneo en 400 vallas iba a ser el arquero de Uruguay en el Mundial del 30 hasta que lo sacaron de la concentración unos días antes).
 Gradín era el único uruguayo en obtener cinco medallas de oro en Sudamericanos , hasta que el tacuaremboense Andrés Silva logró igualarlo, curiosamente con una distancia en común.

Gradín pasó sus últimos días enfermo y pobre. Falleció joven, en diciembre del 44, cuatro días después que el plantel de Peñarol lo visitara. Fue tras haber logrado el Campeonato Uruguayo, a modo de dedicatoria.

Gracias  a BARRA AMSTERDAN por pasarnos esta nota

Gracias a URUGOL y a Ionatan Was por ella